Totem Guadalajara. Septiembre 2006



Los tres últimos días de septiembre del 2006, En la finca de la dehesa de los Solanillos, (Guadalajara) realizé una escultura de mas de dos metros en madera en recuerdo a las personas que murieron intentando apagar el fuego.

Según explican sus responsables, la Fundación Apadrina un Árbol “nace con el espíritu de devolver a esta zona y a sus gentes parte de la vida y de la esperanza que les fueron arrebatadas con el fuego y la despoblación sufrida en las tres últimas décadas”. La tarea es inmensa, pero no imposible. Esta fundación, auspiciada por el Grupo Rayet, la Junta de Castilla-La Mancha y la Diputación de Guadalajara, persigue la revitalización de una zona calcinada nada menos que en una proporción de 13.000 hectáreas. Se trata de la colaboración individual de personas desinteresadas que, a través de una aportación simbólica, ayudan a la conservación del bosque y a la recuperación de la finca de Solanillos, propiedad de la Diputación y situada en el corazón de la zona incendiada.

http://www.apadrinaunarbol.com/

No hay comentarios: